Hail the King: Capítulo 9


Buenas a todos! White Wind aquí, soy el nuevo miembro aquí en Blue Phoenix, un gusto en conocerlos a todos~

Yo me ofrecí a seguir y continuar traduciendo Hail the King para así quitarle una carga de encima a OzKar y para que todos puedan volver a disfrutar de esta genial novela.

También, para animar un poco las cosas, les digo inmediatamente que estaré agregando capítulos bastante seguido, no digo que todos los días, pero al menos 3 o 4 veces a la semana.  Tal vez más, depende de cuanto tiempo tenga.

Bueno, sin darle más vueltas al asunto, aquí tienen el tan esperado capítulo.


– Los Enemigos –

¡Un golpe!

¡Solo un golpe y un guerrero de una estrella fue descuartizado! Tanto los soldados de Chambord como los enemigos estaban en shock. Todos miraron a ese hombre como si fuera un dragón con forma humana.

Los sonidos de armas chocando y gritos de guerra resonando a través del campo de batalla hace unos minutos se detuvieron abruptamente. El campo de batalla estaba en completo silencio. Los soldados Chambordianos y los enemigos se miraron entre sí, rápidamente se acordaron que estaban en media batalla y volvieron a matarse los unos con los otros.

“¡Hahaha! ¡De verdad funcionó! ¡Soy tan inteligente! Hahaha.” Ese hombre se rió ridículamente.

……

……

En un área cerca del Castillo de Chambord, a media milla del foso llamado “Zuli”, un centenar de carpas negras militares fueron puestas en un patrón que bloqueaba la única salida del Castillo.

Esta era la base del enemigo.

Los ciudadanos de Chambord no tenían idea de donde provenían aquellos enemigos en armadura negra. Hace 3 días, después de que la niebla matutina se dispersara, un centinela tuvo la suerte de descubrir a los enemigos que se venían acercando rápidamente. Él velozmente atrancó las puertas del Castillo y consiguió algo de tiempo para defender Chambord.

Había por lo menos dos mil soldados en el ejército enemigo.

Después de fallar el ataque sorpresa, acamparon cerca de la fosa Zuli. Los invasores asediaron las murallas todos los días y esparcieron un montón de exploradores para cortar todas las comunicaciones entre Chambord y el resto del mundo.

Hoy era el cuarto día.

“Este pequeño Castillo tiene un terreno complejo que puede frustrar a cualquier invasor. Si no fuera por esa fosa peligrosa y aquella firme muralla de defensa, yo ya habría conquistado ese castillo para padre, y esa mujer Ángela ya sería mi juguete…”

En la orilla de la fosa, un caballero vestido en una armadura completamente negra en conjunto con una máscara plateada no pudo evitar gruñir.

La máscara plateada tenía tallada un feroz demonio y solo cubría la parte superior de su cara. Él estaba sentado sobre un caballo de guerra totalmente negro, el cual era alto y resistente, emanando la imagen de una bestia majestuosa. El caballo también vestía una armadura feroz, con solo sus piernas y ojos expuestos. Una fuerza enigmática lo rodeaba, como un campo magnético.

Detrás de él, diecinueve otros caballeros yacían parados en silencio.

Todos ellos llevaban la misma armadura negra y cabalgaban caballos negros también. Incluso llevaban la misma mascara demoniaca, solo que eran negras en vez plateadas. Con las armaduras puntiagudas sobre los caballos, el grupo se veía como una tropa de soldados diabólicos recién salidos del infierno.

“¡Esto en realidad fue bastante inesperado! Este reino es con suerte un afiliado de nivel seis de un pequeño imperio de nivel uno, pese a esto, igual tiene una fosa con una corriente rápida y fuerte además de una muralla defensiva. ¡Incluso tiene un guerrero de tres estrellas!” Dijo uno de los caballeros negros detrás del que tenía la máscara plateada. Él luego se rió y le aseguró al caballero de la máscara plateada, “¡No se preocupe mi señor! Los defensores están que caen y seguramente no podrán aguantar más de veinte minutos más. Después de eso, ¡este castillo va a caer, se lo aseguro!”

“Eh…… Después de que conquistemos este Castillo, deja a los soldados libres; pueden hacer lo que quieran. A excepción de esa Ángela, no hay necesidad de dejar que otros sobrevivan.” Esta orden cruel fue dada con indiferencia por el caballero que llevaba la máscara plateada, como si solo estuviera hablando del clima. “¡Recuerda! ¡Prender fuego está prohibido! Necesitamos este castillo.”

“¡Si señor!” Dijeron los diecinueve caballeros en armadura negra al unísono. Ellos ya habían hecho esto un centenar de veces y ordenes así no eran sorpresa alguna.

El caballero negro que recién había hablado dijo: “Señor, el rey de ellos…”

“¡Solo ejecútalo! Por los próximos tres días, haz que todas las mujeres del castillo brinden sus servicios a los soldados y luego mátalas a todas.”

“¡Nosotros seguimos sus órdenes!” Todos los caballeros estaban emocionados, les encantaba este tipo de órdenes.

“[Veinte] ya casi acaba, ustedes deberían prepararse…” El hombre de la máscara plateada señaló a sus subordinados: “Cuando ganemos el control y abramos la puerta, ¡todos ustedes van a entrar y van matar a todos los enemigos tan pronto como puedan! Quiero sentarme en el trono de ese rey en el menor tiempo posible…”

“Boom!”

El ni si quiera alcanzó a terminar su oración antes de que un sonido muy fuerte viniera del campo de batalla.

Se escuchó tan fuerte como un trueno.

Todos los caballeros eran guerreros de una estrella y, dadas sus habilidades superiores, ellos vieron claramente lo que había pasado en la muralla defensiva de Chambord.

Los caballeros negros detrás del primer caballero enmascarado casi se volvieron locos: “¡Oh Dios! ¡Este es… era [Veinte] recién partido a la mitad por el enemigo?! ¡Mierda! ¿Acaso ellos tenían un Dios de la guerra?”

Los caballeros negros se miraron entre ellos, el shock en sus miradas.

Todos ellos eran guerreros estrellados que eran hábiles para pelear así  que pudieron dares cuenta que el hombre de hierro que partió a [Veinte] en dos solo había usado fuerza bruta. No había rastros de energía en su ataque. Eso era algo bastante terrorífico ya que [Veinte] era un guerrero de una estrella!

“Señor, permítame cortarle la cabeza a ese bastardo; ¡para vengar a [Veinte]!”

Algunos de los caballeros negros se estaban poniendo bastante nerviosos e impacientes.

A pesar de que los veinte de ellos no tenían nombres, y solo les habían asignado números, en los últimos cuatro a cinco años, ellos habían estado juntos bajo el comando del caballero con la máscara plateada. Ellos comían juntos y dormían juntos, ellos eran más cercanos que cualquier hermano de sangre. Sin embargo, nadie esperaba que [Veinte] muriera de forma tan horrible, en especial en un asedio tan fácil como este.

Esto había estimulado su enojo por venganza.

“¿Será que el solo nació con fuerza sobre humana?”

El caballero con la máscara plateada sonrió misteriosamente. Volvió a señalar a los caballeros negros y dijo: “Interesante, este hombre me ha generado intriga… pasen mi orden de detener el asedio. ¡Díganle a los otros soldados que se retiren por el momento!”

“Señor, esto… “

“¿Hay problemas acaso?” Respondió fríamente el hombre con la máscara plateada.

“Nosotros seguimos sus órdenes, ¡señor!”

“La información de nuestra agencia de inteligencia ‘Águila’ mencionó que el rey de este reino afiliado de nivel seis es un retrasado. Haha, ¡Las ordenes han cambiado! Solo rodeen el castillo por mientras, envíen a alguien a preguntar por la rendición del castillo. Si lo hacen, el rey, ministros, Ángela y ese ‘hombre de hierro’ pueden sobrevivir, ¡los otros serán ejecutados!”

Dijo el caballero con la máscara plateada, no obstante, su sonrisa traicionaba los pensamientos astutos que tenía en su mente.

“¡Si, mi señor!”

Los caballeros negros dieron media vuelta inmediatamente y comenzaron a ejecutar las nuevas órdenes.

……

……

“Vengan, lleven a este valiente soldado a la ala médica. ¡Rápido!”

Por supuesto, este ‘hombre de hierro’ que estaba gritando era Fei.

El hacha de Fei era como la guadaña de la misma muerte. Cultivaba las vidas de todos los soldados enemigos en la muralla de defensa cerca de las escaleras. Ninguno de los enemigos podía manejar si quiera un golpe por parte de Fei. Después de aniquilar a todos los enemigos alrededor de Pierce, él se dio media vuelta y gritó. Un par de soldados se apuraron y se llevaron el cuerpo desmayado de Pierce fuera de las murallas del castillo.


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s