Hail the King: Capítulo 10


Ya chicos, les traigo el siguiente capítulo de HTK ~ Todavía no estoy seguro de que días podre y que días no podré subir capítulos, pero me arriesgo a decir que por ahora todos los Miércoles, Jueves, Viernes y Sábados.

Lo que sí les pido es que si encuentran alguna falta de ortografía o piensan que algo está mal escrito me avisan ~

Pues eso, sin más, el capítulo.

~ White Wind ~


– Soy invencible –

Fei vio la escena heroica en donde Pierce arriesgaba su propia vida para destruir las escaleras de asedio para que así los defensores tuvieran una oportunidad de derrotar a los invasores. Él quedó muy conmovido con las acciones de Pierce. Afortunadamente, al último Segundo, él fue capaz de salvarle la vida a Pierce al usar una táctica poco ‘ortodoxa’  al tirar y al usar el cuerpo de una persona viva como arma.

“Hu–Hu–Hu ——–”

Empuñando la gigantesca hacha de dos manos con una gran cantidad de fuerza, Fei aplastó a los guerreros enemigos por donde fuese.

“¡Muy buen trabajo! Señor Guerrero. Yo soy el Segundo comandante de la guardia del rey. ¿Quién eres? Nunca te he visto antes…” Brook, el pelinegro, gritó en sorpresa tras ver como Pierce había sido salvado. Él no estaba en una buena posición tampoco, todavía batallando contra el enemigo habilidoso de antes.

El inesperado salvador había destrozado el sutil balance en el campo de batalla. La esperanza de los soldados Chambordianos por fin había llegado.

“¿Comandante Brook? Haha, Ya pronto sabrás la respuesta!”

Fei no quería que los soldados supieran quien era él todavía.

Él ya se había acostumbrado a los asesinatos, gritos, violencia y sangre en el mundo de ‘Diablo’. No había diferencia entre los dos para Fei. A medida que avanzaba por el campo de batalla, él fue directamente hacia la acción sin necesidad de adaptarse.

Además, las escenas en frente de Fei lo habían motivado.

Todos han soñado sobre convertirse en un súper héroe e ir por ahí salvando el mundo; protegiendo a los ciudadanos jóvenes y sembrando la justicia. Ahora Fei estaba viviendo su sueño de la infancia. Aunque su hacha estuviera cosechando las vidas de muchas personas, Fei no sentía remordimiento.

Matando a otros era la forma de salvar a sus propios aliados. Era así de simple en el campo de batalla.

Feí retrocedió en lo que protegía a los soldados que se llevaban a Pierce fuera de la muralla de defensa, y luego regresó al frente de la línea de batalla.

Los enemigos comunes no eran partido alguno contra la fuerza bruta y las habilidades sofisticadas que maneja un bárbaro de nivel 5 con el hacha. Los enemigos gritaban y lloraban en lo que Fei se acercaba a la última escalera de asedio. Su hacha zumbaba por el aire, con luz sangrienta brillando de la hoja de su arma.

La última pareja de enemigos que protegían la escalera gritaron tras ser empujados de la muralla de defensa y caían destrozados en la tierra tras un golpe horizontal por parte de Fei.

Ese golpe fue tan poderoso que ni si quiera se detuvo ahí.

“Boom!”

Fei, siguiendo con la trayectoria de su ataque, atravesó con su hacha hasta parte de la muralla del muro defensivo.

Polvo y chispas volaban por doquier.

La muralla que se encontraba a la orilla del muro defensivo, de 30 centímetros de grosor, se rompió y aplastó a los enemigos que se encontraban abajo a las afueras del castillo con todo el polvo levantado.

La escalera de asedio que hasta hace unos momentos se encontraba asegurada en aquella parte del muro, se comenzó a tambalear al ser empujada por el mismo pedazo de muro que cayó. La escalera dio una vuelta en trescientos sesenta grados en pleno aire con enemigos todavía sujetados de ella y cayó varios metros dentro de la fosa Zuli.

“¡Que fuerza!”

Todos en el campo de batalla volvieron a sorprenderse por las acciones de Fei.

La moral de los soldados de Chambord subió considerablemente por el nuevo “refuerzo”. Sus esperanzas de salir victoriosos de esta batalla incrementaron dramáticamente. Por otro lado, los enemigos estaban asustados a morir debido a Fei. Nadie que estuviera cuerdo quería enfrentarse a él.

Pero Fei no se detuvo aquí. Su siguiente movimiento había maximizado el poder y efecto de su heroísmo individual dentro del campo de batalla.

“Los soldados del rey, ¡Levántense y peleen! ¡Por nuestro reino! ¡Por nuestros padres y madres! ¡Por nuestras esposas e hijos!”

Después de su exitoso intento en destruir la escalera de asedio, Fei levantó su gigantesca hacha. Con el suave brillo dorado del atardecer rodeando toda su armadura, él rugió como un dios invencible.

De repente, una invisible pero candente fuerza se esparció con el rugido de Fei. Como un tsunami, voló brutalmente por sobre la masa de enemigos.

Como si vieran algo horrible, todos los enemigos en un rango de cinco metros alrededor de Fei tiraron sus armas al piso y salieron corriendo mientras gritaban lejos de Fei tan rápido como podían. Algunos se asustaron tanto que llegaron a saltar de la muralla de defensa de más de 60 metros.

Grito de Guerra del bárbaro –  【Aullido】

Este rugido había asustado a la mayoría de los enemigos que se encontraban parados cerca de Fei. Finalmente los misteriosos poderes del mundo de ‘Diablo’ habían aparecido en este mundo. Claro está, solo Fei sabía que era lo que estaba ocurriendo en realidad.

Todos se quedaron paralizados.

“¡¿Qué tipo de poder fue ese?!”

“De los dioses…”

La muralla de defensa había vuelto a caer en un complete silencio.

Bajo la luz del atardecer, todos sentían como que algo incontenible iba a estallar de los soldados de Chambord.

Finalmente —

Alguien inconscientemente gritó después de Fei: “¡A la batalla! ¡Por nuestro reino y nuestras familias!”

Este pequeño seguimiento fue como una chispa en un charco de gasolina.

De la nada, la sangre de los soldados defensores de Chambord volvió a hervir, ardiendo como una llama imparable.

“¡¡Luchen!!”

“¡Protejan! ¡Por nuestra patria!”

“¡¡Ataquen!! ¡¡Maten!! ¡¡Luchen!!”

Los rugidos incesantes movilizaron una fuerza verdaderamente espectacular. Como la magia más inimaginable, rápidamente se esparció por todo el campo de batalla..

Casi todos los soldados de Chamborg comenzaron a rugir.

La moral estaba por los cielos!

Un soldado herido sacó una flecha mordaz de su hombre. Un granjero que había perdido su pierna se arrastró hasta un enemigo y comenzó a morderle el muslo. Un anciano que fue acuchillado justo en el corazón utilizó su último aliento y fuerza para enterrar su arma en la cabeza de un enemigo.

El rugido de Fei le había brindado fuerzas a todos los defensores de Chambord, dándoles fuerza sin precedentes.

La ventaja velozmente pasó a estar del lado de los defensores.

Después de perder las escaleras de asedio, no había forma de que los enemigos se volvieran a subir al muro defensivo de Chambord para ayudar a sus aliados. Eso también significaba que no había escapatoria para los que ya se encontraban en el muro. Estos guerreros casi se cagan en el lugar. Gritaron en lo que muchos se daban media vuelta y salían corriendo de los sables de los defensores. Saltar del muro no se veía como una mala idea ahora…

Al menos saltar del muro defensivo les daba la pequeña chance de sobrevivir.

Si se hubiesen quedado, estos defensores llameantes no les darían ninguna oportunidad. Terminarían peor que muertos. – Uno de los invasores fue literalmente mordido hasta la muerte por un grupo de soldados que estaban severamente heridos.

Así era la guerra.

¡Este recién llegado debe ser un héroe!

Estrellados, e incluso guerreros y magos Lunares son capaces de matar numerosos enemigos, pero habían algunas personas a las que la gente se refería como héroes. Ellos podían motivar a todos alrededor de ellos. Todas sus acciones, palabras y expresiones en sus ojos podían traer esperanza y valentía a sus seguidores.

Fei accidentalmente se convirtió en el héroe dentro de las mentes de los defensores de Chambord.

Después del rugido, Fei volvió a retomar la aniquilación del enemigo. Espadas, lanzas y armaduras destruidas. A donde fuera Fei, los enemigos gritaban, caían mutilados y morían.

Bajo un sentimiento de invencibilidad, Fei comenzó a acercarse al centro del campo de batalla.

 


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s