Awakening: Capítulo 135


Bueno…aqui los 5 capítulos más de Hoy…….en total, hoy les di 11 capítulos, un total de mas de 26 mil palabras si junto todo……he roto mi RETO de traduccion de un solo dia……Suspiro Estoy cansado, por favor, reporten todos los errores que encuentren, sé que hay muchos, pues no les di una segunda revisada……

 


-Reunión-

“La cosa es que, nuestra policía se reunió con la embajada de EE.UU. y trajo a Masashi de vuelta.” Después de la emoción de la reunión, Maeda poco a poco comenzó a explicar la razón de la desaparición de Masashi.

“Así que ese tipo de cosas pudieron realmente suceder.” Rumiko estaba muy triste, y sostuvo la mano de Masashi. Al lado, Rumi seguía secándose las lágrimas.

Al verlas llorar tan tristemente, Lei Yin no pudo evitar sentirse un poco culpable. Al mirar a Maeda, descubrió que era lo mismo.

La versión que Lei Yin les explicó fue muy simple. El contenido general siguiente fue: Él fue a los EE.UU. para visitar a un buen amigo que conoció en online, pero no tomó mucho tiempo cuando el avión tuvo un accidente. Después de ser enviado a un hospital local, debido a la excesiva pérdida de sangre durante ese tiempo, resultó en tener sangre insuficiente para hacer funcionar el cerebro, por lo que había estado inconsciente y en la cama completamente como paciente durante un año. Después del accidente, los documentos, su cartera y  equipaje fueron robados por ladrones locales, por lo que el hospital estadounidense no pudo confirmar su identidad. Pero hasta hace poco, se despertó milagrosamente, después de ponerse en contacto con la embajada local, había regresado con seguridad a Japón.

Aunque Rumiko estuvo convencida con su explicación, Lei Yin y Maeda sabían, que esta versión tenía muchos puntos débiles. El mayor defecto era que incluso sin los documentos para probar su identidad, era muy obvio que “Gennai Masashi” tenía características étnicas asiáticas, y la mayoría de las personas en los EE.UU. lo vería como un turista. Siempre y cuando revisen los registros de inmigración en el aeropuerto, podrían encontrar rápidamente sus datos. No habría ningún problema para confirmar su identidad. Pero Rumiko no entendía cómo funcionaba la policía, y en cualquier caso, siempre y cuando él pudiera hacerlas creerle, era suficiente. Esta vez debería haber pasado por el plan.

“Masashi, te ves muy cansado, rápidamente regresa a tu habitación y descansa bien.” Después de un largo tiempo, Rumi finalmente se calmó, y le dijo Lei Yin.

NT: Esto estuvo algo raro, decía: “quickly take a back and rest well.”…..no sé cómo se traduce el “take a back”…..¿toma un regreso? Lo cambie por algo más coherente para mi….o quizá debios ser “toma un baño”……

“Okay, mamá. Tú también toma un descanso, Rumi, tú también.” Él de echo estaba un poco cansado, ya que acababa de salir del avión la noche anterior, además de cuidar a Naoko en la cama del hospital, no había cerrado los ojos desde entonces. Si no fuera porque Naoko le insistía para que regresara y descansara, posiblemente todavía estaría en el hospital.

“Senpai, te ayudaré a preparar agua caliente.” Rumi se puso de pie.

“Gracias.” Dijo Lei Yin con una sonrisa.

“De nada.” Con miedo de mirar sus ojos, la chica susurró algo, y luego corrió apresuradamente hacia el baño.

Al ver la mirada tímida de Rumi, Rumiko se rió suavemente.

Después de tomar un baño, el espíritu de Lei Yin se puso mucho mejor.

Al pasar por la habitación de Rumi, vio las luces de la habitación encendidas.

Al tocar la puerta, vino la voz familiar de Rumi, “Entra”.

Al abrir la puerta, vio a Rumi sentado frente a un escritorio, había un libro extendido sobre la mesa.

“Senpai.” La joven chica no pensó que sería él, y estuvo repentinamente un poco sorprendida cerrando el libro sobre la mesa.

Al verla así, Lei sonrió y caminó hacia ella.

“¿Escribes un diario? No te preocupes, no voy a echar un vistazo.”

La cara de las chicas era carmesí.

Al jalar una silla, se sentó, Lei Yin miró a la chica por un momento, luego simplemente dijo: “Parece que la niña finalmente ha crecido.”

Al oír esto, una oleada de emoción repentinamente brotó sobre la joven chica. Las lágrimas fluyeron de sus ojos que, saliendo incontrolablemente.

“Senpai, te extraño.” Rumi ya no podía soportarlo, y se arrojó en sus brazos y lloró.

“Lo siento.” Excepto por estas palabras, Lei Yin no sabía qué más decir.

La chica sacudió la cabeza y dijo: “No, siempre y cuando Senpai…..regrese, es suficiente.”

Lei Yin silenciosamente acarició su cabello, y sintió que había pasado más de un año desde que lo había hecho.

Después de que ella se calmó, Lei Yin dijo con una voz gentil: “Escucha, Maeda dijo que estabas ocupada preparándote para el examen de ingreso a la universidad recientemente, estudiar duro es bueno, pero debes cuidar de ti misma. ¿Entiendes?”

“Un.” La joven chica asintió suavemente en sus brazos.

Sintiendo el cuerpo maduro de la chica, Lei Yin pensó que abrazar así no es muy bueno, así que la levantó suavemente, y luego usó sus mangas para limpiar las lágrimas de su cara.

“Niña chechona.” Después de limpiar sus lágrimas, Lei Yin le pellizcó su nariz con una sonrisa.

La joven chica también lo miró, sonriendo.

“Bueno, ve a tomar algo de descanso.” Lei Yin se levantó.

Siguiéndolo a la puerta, la chica lo miró y luego dijo significativamente: “Senpai, ¿Volveré a ver mañana?”

“Pequeño tonta, ya he vuelto, no me iré de nuevo. Más tarde, podrás verme todos los días.” Palmeando su cabeza, Lei Yin sonrió y salió de la habitación.

“Senpai, buenas noches.” De pie en la puerta, la chica sonrió con lágrimas fluyendo por su rostro.

 

*****

 

“Lei, ¿cuándo puedo ser dada de alta?” Como un amante de los gatos, él estaba acariciando su pelo suavemente cuando Naoko le preguntó.

“Le pregunté al médico, y dijo que serías capaz de ir a casa en una semana, sólo que tienes que prestar especial atención a descansar y tomar tus medicamentos a tiempo. Bueno, espera pacientemente unos días, ¿de acuerdo?” Lei la tranquilizó implícitamente.

“Un.” Naoko cerró los ojos y se conformó.

De pronto recordó algo, levantó la vista y preguntó: “Lei, ¿seguirás estudiando?”

“¿Por qué preguntas?”

“De repente pensé en preguntar. He escuchado que tu hermana está ahora en el primer año en la Universidad Teikyou.” Respondió Naoko.

“¿Crees que es necesario que continúe estudiando?”

Naoko pensó seriamente por un momento, luego un poco a regañadientes sacudió la cabeza.

Con su conocimiento (de ella), Naoko era consciente que nunca había visto a nadie como él. En cuanto a la riqueza, él había almacenado una gran suma de dinero en su cuenta hace un año. ¿Qué estudiante universitario podría lograr algo en este grado?

“Dime, en realidad pensaste que seguiría estudiando, ¿verdad?” Preguntó Lei Yin.

Al mirar sus ojos, Naoko asintió.

Luchando en sus brazos, ella dijo en voz baja: “Sé que con tu conocimiento no hay necesidad de que sigas estudiando, pero es un poco lamentable, no llegarás a conocer a mucha gente y hacer más amigos.”

“Por favor, no me trates como si fuera autista, ¿sí? Las personas que conozco no son pocas, sólo que no hay mucha gente buena.” Al mencionar el autismo, de repente recordó a esa pequeña bribona de Amy, y no sabía en qué se había convertido ahora.

Al oír sus palabras, Naoko no pudo evitar reír.

“Pensaré en tu sugerencia. Pero comparado con esto, hay otro asunto que me preocupa.”

“¿Qué asunto?” Preguntó Naoko un poco extraña.

“Tú estás enferma, puede que quieras tomar algo de tiempo para descansar y recuperarte por completo. Pero sabes, soy un hombre sano normal, ese tipo de dolor no es suficiente para detenerme de comerte, sería horrible si mueres debido a eso. Naoko, es mejor que te apresures y mejoras rápidamente.” Entonces, Lei Yin bajó la cabeza y mordió su oreja.

“Tú bastardo….” Naoko se sonrojó hasta sus oídos, mientras se encogía en sus brazos.

Quizá debido a ser separados por mucho tiempo de ser una pareja recién casada, al ver una mirada cautivantemente avergonzada, Lei Yin inmediatamente tuvo una fuerte reacción.

Al pegarse contra su cuerpo (de él), Naoko inmediatamente percibió los cambios en su cuerpo, todo su cuerpo tembló como un pequeño animal asustado.

Sabiendo que su corazón no podía ser expuesto a demasiada estimulación, Lei Yin no se atrevió a burlarse de ella de nuevo, y sólo pudo abrazarla inmóvil.

En este momento, un golpe pudo repentinamente ser escuchado desde afuera.

Naoko se sobresaltó, e inmediatamente dejó los brazos de Lei Yin, y arregló apresuradamente su ropa desordenada.

Al ver entrar a una joven enfermera, Lei Yin pensó que quería tomar la temperatura de Naoko y así sucesivamente, así que inmediatamente se apartó del camino a un lado.

Pero la enfermera le dijo a Lei Yin: “¿Eres Gennai Masashi?”

“Sí, ¿sucedió algo?” Lei Yin estuvo un poco sorprendido.

“Algunos caballeros afuera dijeron algo acerca de buscarte. Están esperando en el pasillo afuera.” La enfermera respondió.

“Gracias. Naoko, me iré.” Lei Yin volteó su cabeza y le dijo a Naoko.

“Lei, debes volver un poco más rápido.” Los ojos de Naoko revelaron una expresión preocupada.

“Relájate, volveré rápidamente.” Besando su frente, Lei Yin salió de la sala del hospital.

Naoko estuvo un poco inquieta mientras miraba hacia la dirección en la que él se había ido.

 

*****

 

En el pasillo, Lei Yin vio a unas pocas personas que lo estaban buscando.

Eran ellos, una débil sonrisa apareció en la cara de Lei Yin.

Uno de los hombres estaba a punto de hablar, cuando la mano de Lei Yin inmediatamente le había impidió abrir su boca.

“Vamos a hablar en el tejado.” Con eso, él tomó la delantera, y caminó hacia la azotea.

Los hombres inmediatamente lo siguieron detrás.

Después de llegar al techo, los cuatro hombres vestidos con trajes negros cerraron la puerta, y luego se quedaron allí.

Los otros dos hombres fueron al borde del tejado, uno de los hombres se quitó las gafas de sol revelando claramente su rostro y luego, repentinamente se arrodilló en frente de Lei Yin, abrazando sus pies, y gritó: “¡Maestro!”

Changan también estaba sacudiendo su sombrero.

“Maestro, finalmente nos vemos de nuevo.”

Tomando una respiración profunda, Lei Yin se calmó así mismo de su emoción, y luego forzó a ReiLi a alejarse.

“Maestro, pensé que tú habías…..” ReiLi estaba llorando como un niño.

“No pensé que te vería de nuevo.” Lei Yin dijo con un profundo sentimiento.

“Maestro, ¿por qué no viniste a nosotros por tanto tiempo? Realmente te extrañé. Si no hemos recibido la llamada de Akamatsu Ryuichiro, no habríamos sabido que habías vuelto.” ReiLi apenas pudo detener sus lágrimas.

“No es que no quise encontrarte, es que no pude.” En este momento, Lei Yin suspiró.

Changan y ReiLi no dijeron nada, esperando por su respuesta.

“En la última batalla, abrí el poder que no debía usar. Aunque he matado con éxito a muchas personas, ese poder pronto obligó a mi cuerpo a llegar a su fin. Pero no sé por qué, pero no morí. Y fui desplazado hacia un pueblo de pescadores cerca de Boston, y más tarde fui afortunadamente salvado por una persona.

Aunque fue un escape estrecho, los meridianos de mi cuerpo estaban rotos, así que me acosté en la cama durante un año completo. Además de eso, tuve un serio impacto en el cerebro, por supuesto, perdí todos mis recuerdos. Hasta hace seis meses, recuperé lentamente mi memoria y reparé los meridianos quebrados uno por uno. Hace medio mes, finalmente arreglé todos mis meridianos y regresé a Japón.”

Al oír su historia, el rostro de Changan y  ReiLi subieron y bajaron.

“Maestro, lo siento, casi te maté.” Después de un momento de silencio, ReiLi dijo con una voz profunda.

Al mirarlo,  Lei Yin se rascó su barbilla, dijo: “¿Te acuerdas que había dicho la última vez? Eso que te enseñe una lección. Con el fin de aliviar su culpa. Vamos, nosotros, maestro y discípulo se pondrán íntimos.” Con eso, Lei Yin lo llevó al otro lado del tejado.

“Maestro.….Maestro, ¿por favor no?” ReiLi gritó mientras estaba siendo alejado.

Lei Yin lo ignoró y siguió llevándolo a la esquina.

“¡Ah, Maestro, no me golpees en la cara!” Pronto, los gritos de ReiLi se oyeron en la esquina.

Changan sin palabras, sonrió, los cuatro hombres que protegían la puerta, por un momento cada uno tuvo una mirada extraña en su cara.

Diez minutos después, todo el rostro de ReiLi estaba hinchado como un cerdo mientras seguía patéticamente a Lei Yin.

NT: Jajajajajajaja……aprende la lección p*to….casi haces que se nos muera Lei Yin y tambien de paso Naoko ¬¬

“Maestro, lo hiciste demasiado duro, ¿cómo puedo dejar que alguien me vea así?” ReiLi se tocó la cara, sus ojos arrojaron una gota de lágrima verde.

“De esta manera, te estoy dando la oportunidad de quedarte en casa, y mantenerte fuera de tontear alrededor.” Lei Yin le dio una mirada severa.

ReiLi repentinamente no se atrevió a hablar.

“Maestro, has trabajado duro.” Dijo Changan con una sonrisa.

“Afortunadamente, este no buen chico tiene la piel y carne áspera, la sensación es buena.” Lei Yin contestó sin pensar.

Con respecto a la burla de Changan, ReiLi sólo pudo sonreír impotente. Pero después de una comida de la paliza de su maestro, parecía estar mucho más cómodo. ‘No me convertiré en un masoquista, ¿verdad?’

“Maestro, sólo has poseído este pequeño cuerpo, ¿cómo puedes perder tus recuerdos?” Después de un tiempo, ReiLi recordó un asunto, y abrió la boca para preguntar.

Al mirarlo, Lei Yin se apoyó en la barandilla y dijo: “¿Sabes por qué los humanos se enfadan? Eso es porque el cerebro es estimulado, causado por el riñón enviando una señal hacia arriba. En resumen, toda la emoción humana, en su mayoría es causada por el efecto fisiológico. Aunque soy un espíritu, cada vez que poseo un cuerpo, no sólo lo controlo, sino que también me fusiono con ello. Si yo poseyera un cuerpo de un serio idiota con daño cerebral, entonces de manera similar, antes de que ese cuerpo sea desechado, también estaría atrapado en ese cuerpo y me convertiría en un idiota. Es por eso que, del mismo modo, con el cuerpo que tengo ahora, si el cerebro está dañado, entonces también sería normal para mí perder mi memoria. En el estado de espíritu, debido a que no hay efecto fisiológico, estaba en un estado de nada, que es lo que los budistas llaman libertad.”

“Afortunadamente el maestro finalmente ha regresado.” Dijo ReiLi.

“Tú viniste a mí, fue demasiado notable. Esta noche iré a buscarte.” Lei Yin dijo.

“Maestro, hablemos de nuevo en detalle esta noche. Este es su teléfono celular y los documentos.” Changan le entregó algo.

Lei Yin fácilmente tomó la bolsa. Debido a que no podía traer nada personal mientras estaba de servicio, para evitar que alguien lo encontrara, Lei Yin se lo había dado a Changan.

“Maestro, nos vamos primero.” Dijo ReiLi a Lei Yin.

“Llamaré esta noche.” Lei Yin asintió.

Una vez que se fueron, Lei Yin regresó a la sala.

Al ver a Lei Yin regresar sano y salvo, Naoko estaba muy feliz.

“Dije que volvería rápido, te preocupas demasiado.” Lei Yin lastimosamente tocó su cara.

“Lei, estaba muy asustada.” Las lágrimas brillaban en los ojos de Naoko.

“No te dejaré de nuevo.” Lei Yin bajó su cabeza y besó sus labios.

Sintiendo ese calor familiar otra vez, Naoko estalló en lágrimas mientras respondía gentilmente.

 

 


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s