Awakening: Capítulo 145


1 de 2 capítulos patrocinados.

Mañana sale el otro

Patrocinado por:

  • Felipe Uresti M.

 


-Caballero-

Acelerando a más de 100 km /h, dos kilómetros estuvieron a sólo unos minutos de distancia. Pero la policía femenina no pudo deshacerse del invitado sobre el techo de su vehículo en el destino previsto. En esta emocionante pelea, el coche pasó por el otro camino bifurcado.

Justo ahora, no menciones parar, incluso reducir la velocidad un poco resultaría en ser atrapada por las garras de esta bestia. Al mismo tiempo, también estaba alegre de que no hubieran otros coches en esta carretera por la noche, de lo contrario, con la forma en que conducía el coche, incluso si ella no chocó contra otro coche, los otros vehículos podrían golpearla.

Pero entonces, ¿qué podía hacer? La policía femenina no tenía tiempo para pensar en esta pregunta por el momento. Tal vez si ella persiste por un tiempo, el amigo de arriba perdería la capacidad de actuar a causa del mareo, Eiko Kotoshi pensó auto-reconfortantemente.

Diez minutos después, Eiko Kotoshi vio un coche blanco estacionado a 100 metros de distancia en frente de ella. Al lado de la carretera, un hombre estaba agitándose hacia ella.

‘Bastardo, ¿por qué tu coche tiene que romper este momento?’ Eiko Kotoshi regañó una frase sin compasión en su corazón.

Afortunadamente, esta no era una calle de un solo sentido, para evitar que se detuviera en medio de la carretera, la policía femenina tuvo que tomar temporalmente la ruta de tráfico inversa y de alguna manera estrechamente pasó por ese coche.

Ella pareció oír al hombre en la parte trasera maldiciendo.

No mucho después de eso, Eiko Kotoshi comenzó a adaptarse a esta conducción errática. Ella controlaba el volante con su mano izquierda, mientras su mano derecha sostenía el teléfono, marcando de nuevo al cuartel general de policías.

Ahora no tenía tiempo para buscar otro lugar conveniente, y el coche podría detenerse en cualquier momento debido a que podría haber otro obstáculo en la parte delantera que no podría ser evadido fácilmente como el último. Por lo tanto, su comando fue muy simple: Que todo el mundo se acerca a ella tan pronto como sea posible.

El coche recorrió gradualmente hacia el centro de la ciudad. Desde el cristal completamente destruido, su punto de vista sobre su entorno estaba completamente despejado  mientras  veía los bloques de casas y edificios altos.

Tal vez ella se convertiría en la primera oficial de policía que trae peligro a la Ciudad, Eiko Kotoshi pensó auto-deprimidamente.

La vida nocturna de Tokio es mundialmente famosa. Por lo tanto, a diferencia de la carretera anterior, los vehículos en esta carretera aumentaron gradualmente.

Afortunadamente, el camino era ancho, los otros coches simplemente en silencio dieron paso, no querrían tomar un golpe sorpresa por este corredor de carretera que viene de la carretera de la montaña.

Sin embargo, no todos los conductores eran tan obedientes, después de conducir sin obstáculos durante casi 15 minutos, el coche que viajaba delante de Eiko Kotoshi de repente se detuvo. La razón era simple, había una luz roja en el frente. Detenerse cuando la luz roja está encendida, esta es una verdad simple que todas las personas que conocen las reglas de tráfico entienden.

Al ver los montones de vehículos cruzando a través de la intersección frontal, la inspectora cambió de dirección otra vez, dando un giro a la derecha.

Después de dar la vuelta, Eiko Kotoshi sonrió amargamente. No había otro carril abierto, aparte de un estacionamiento detrás de un restaurante. Como cualquiera puede imaginar, esta probablemente era la línea de meta de esta prueba de automóvil de encuentro de fuerza, apenas esperando que esto no fuera el final de su vida.

La policía femenina repentinamente confió en su coche una vez más cuando aceleró el vehículo, y cuando el coche estaba a unos 100 metros del final del estacionamiento, de repente hizo un freno de emergencia. El sonido del chirrido de los neumáticos de poliéster de alta densidad que esta en estrecho contacto con el suelo fue escuchado. El invitado sobre el techo finalmente fue lanzado por la poderosa inercia, su cuerpo entero voló hacía el estacionamiento.

Si este fuera una persona ordinaria, por lo menos tendría una lesión seria. Pero para esa cosa, la policía femenina no quiso arriesgarse. Inmediatamente hizo un gran giro en “U” y volvió a la entrada de nuevo.

Ella no salió de inmediato de este lugar porque todavía quería seguir dirigiendo la “cosa”, continuando el plan de emboscada al cual ni siquiera tenía la confianza de que tendría éxito.

De repente, oyó el grito de una mujer que venía desde adentro.

‘¿Aún hay gente en el estacionamiento?’

Esta comprensión hizo que el cuero cabelludo de Eiko Kotoshi se estremeciera.

Si por su propio bien, alguien más tiene que morir, tendría pesadillas todas las noches. Después de encontrar una razón para regresar, Eiko Kotoshi se inclinó inmediatamente y buscó por debajo del asiento las balas que antes se cayeron, pero no tuvo tiempo para recogerlas.

Aunque sólo encontró cinco, no había tiempo para encontrar a los otros. Rápidamente puso esas balas en el cilindro del revólver tan rápido como fue posible.

Con la pistola cargada en la mano, la policía femenina se calmó y puso su atención al frente. Inmediatamente abrió la puerta y corrió hacia el estacionamiento.

Después del aterrador encuentro con esa cosa, Eiko Kotoshi pensó que cuando ella llegara a la escena, sólo vería un cadáver. Pero en el estacionamiento del lugar no iluminado por las luces, vio una vista increíble.

 

*****

Anteriormente, hace cuatro horas.

Naoko estaba muy feliz hoy, debido a que tenía una cita con él esta noche.

La Universidad de Teikyo estaba bastante lejos del apartamento de donde ella vivía; Estaba a una hora de distancia. Ella no quería que se moviera tan duro todos los días. También había la consideración de seguridad de tráfico, por lo que ella le rogó que venga a buscarla en las vacaciones. Al final, él se lo prometió.

Después de soportar durante tantos días, hoy es el día en que finalmente se encontrarán. A partir de esta mañana, Naoko estaba entusiasmada.

Usando la minifalda de una pieza que cuelga desde su hombro que él le compró, Naoko se ruborizó al mirarse en el espejo. ‘¿Cómo pudo el chico malo enviarme un vestido así, no dijo que no le gustaba que los demás me vieran vestida con una minifalda?’

NT: Aquí la verdad me confundí, por esa descripción….así que lo puse como más me pareció….

Después de poner un poco de crema hidratante en su rostro, y peinando cuidadosamente su cabello hasta los hombros, Naoko tomó su bolso y salió de la habitación.

“Lei, podemos irnos ahora.” Dijo Naoko, bajando inconscientemente su cabeza. No se atrevió a verlo a la cara.

Los lugares donde él barría su visión parecían tener una extraña sensación ardiente. Naoko se sonrojó de nuevo.

Ella realmente era muy adecuada para usar ese vestido. Lei Yin, por el perfecto par de piernas esbeltas de Naoko con la desnuda piel blanca como la nieve, estaba lleno de latidos incesantes de su corazón.

Sosteniéndola suavemente en sus brazos, Lei Yin dijo en su oído: “Afortunadamente esa chica no está aquí, estoy pensando en comerte como mi plato principal para la noche.” Cuando él dijo eso, puso su mano en la parte superior de su muslo y lentamente la acarició. Este tipo de elástico increíble, tan suave como la crema, y ​​demasiado maravilloso al tacto con la piel, le hizo incapaz de poner su mano hacia abajo.

“Lei…..no aquí, no te vuelvas salvaje aquí, ¿okay? Tengo miedo de que Aiko vuelva repentinamente….. “Naoko dijo con una voz temblorosa.

“Muy bien, vamos a cenar primero, tienes hambre, ¿verdad?” Lei Yin se inclinó y la besó en la frente.

Naoko asintió suavemente. A ella realmente le gustaba esta ocasionalmente muestra de acción de él. Sentía, que en sus ojos, era como una niña mimada*.

NC: Cosas como estas calman tu corazón los que son fans de Naoko sensei como yo me entienden : v

Viviendo juntos durante mucho tiempo, Naoko descubrió que su amado hombre es un buen amante de la comida. Él a menudo la llevaría a restaurantes o bar de aperitivos de aspectos aparentemente ordinarios, pero tenían comidas increíblemente sabrosas en ellas.

Sin embargo, esta noche Lei Yin no la llevó a un bar de aperitivos, sino a un restaurante muy famoso. Después de todo, el tema de esta noche era que las dos personas estaban juntas, en lugar de disfrutar de la comida, por supuesto, era mejor encontrar un lugar romántico.

Incluso en la avenida más bulliciosa, nadie puede ignorar la existencia de Naoko, especialmente cuando se vistió tan sexy.

Las dos personas, al entrar en el restaurante, siempre y cuando los hombres que vieron Naoko fueran rectos, sin excepción, todos ellos le dieron la mirada hambrienta de lobo al mirar su presa. Mientras que todas las mujeres que la veían mostraban una mirada de celos intensos unidos con su hostilidad

NC: Solo llegue a rozar un poco a mi Naoko Sensei y verán como se les cae el infierno en la tierra >:v

“¿Puedo preguntar si los dos tienen una reservación?” El gerente del restaurante logró apartar su mirada del cuerpo de Naoko.

“Sí. Mi nombre es Gennai. “Lei Yin respondió.

“Los dos por favor vengan conmigo.”  El encargado encontró rápidamente el registro de la reservación e inmediatamente los llevó al comedor.

A la hora de la cena, Naoko le preguntó la vida universitaria de Lei Yin con gran interés.

“Está bien, no demasiado enclochado *, tal vez porque conocí a varios estudiantes excéntricos.” Lei Yin le presentó a Takeda y los demás, con todos sus caracteres peculiares. Cuando le dijo que Takeda había arrebatado su apartamento y rechazaba obstinadamente marcharse, Naoko no pudo evitar reír.

NT: No encontraba la palabra, y como me cansé, use una que manejamos aquí….”Enclochado” = Atareado.

La cena fue pasando a un ambiente muy relajado y agradable.

“De acuerdo con los procedimientos normales, después de la comida, debemos ir a ver una película, ¿te gusta?” Después de pagar su cuenta, Lei Yin preguntó.

“Em”. Naoko suavemente sacó su brazo *del restaurante.

NT: Ya saben, agarró el brazo de Masashi y salió junto con él….

En el estacionamiento, cuando Naoko estaba a punto de abrir la puerta, repentinamente escuchó un estallido de rápido sonido de frenado. Entonces notó que un objeto en forma humana volaba hacia ella….

 

 

**Cualquier error que encuentren de ortografía, coherencia, etc. Por favor, coméntenlo, ayudarán mucho a los futuros lectores n.n **

 


Anterior capítulo | TOC | Siguiente capítulo

Anuncios

8 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s