Vermillion: Capítulo 6


Bueno, este es el primer capítulo que es nuevo (que no ha salido al español en otro lugar).
Disfruten.

Traductor: Absolute
Editora: Coco


Escape

 

Kei fue rápido en actuar—. ¡Maldita sea! —él maldijo mientras pisaba la madera de la fogata. El fuego se esparció y se apagó, cubriendo el área en la oscuridad.

—¡Aileen!

Rápidamente tomó a Aileen y la cargó ágilmente, para luego prácticamente acostarse detrás de una roca. Era el llamado ‘Cargar a la Princesa’.

Sin embargo, esta heroína perdió su atractivo romántico debido a una flecha clavada en su pecho. La pequeña chica, sujetada en sus brazos, era sorprendentemente ligera.

—Vuelve a tus sentidos —dijo Kei silenciosamente.

Pero ella no pudo responder. Su cara se retorcía por el dolor e inhalaba en respiraciones cortas y superficiales.

Fuimos descuidados, pensó disgustado mientras apretaba sus dientes.

Era una luna nueva, solo la pequeña luz de las estrellas brillaba sobre las llanuras cubiertas de hierba. La luz del fuego claramente destacaría, incluso desde una larga distancia.

¡Incluso en el juego teníamos que estar en guardia…!

De los ladrones NPC, monstruos que no tienen miedo del fuego, e incluso de PK. Quedarse afuera descuidadamente en la noche, especialmente con solo un grupo pequeño, era peligroso incluso en el juego. Lo mismo pasaba especialmente si se estaba en un mundo paralelo.

 

Si al menos no hubiéramos descuidado nuestras espaldas, Kei maldijo su descuido.

 

La『Visión Encantada』de Aileen no era tan buena en la oscuridad como los ojos de Kei. Por lo tanto, su ‘Sentido Pasivo’ no pudo activarse correctamente.

Él tenía la visión con mayor nivel, al ser un arquero de larga distancia. Combinado con su sensibilidad a la sed de sangre, él tuvo que ser el que se mantuviera en guardia.

Kei también estaba asustado por los eventos del día. Ellos olvidaron completamente la idea de mantener la guardia.

—Ugh… Ke…i… —Gimió Aileen, tenía la frente empapada con sudor.

Todo el remolido en su cabeza de repente se calmó. Cambió su temperamento y pensó, Bueno, ¿qué hago ahora? No hay mucho tiempo.

Kei asomó su cabeza detrás de la roca y miró el lugar. Sin la luz del fuego, todo estaba casi completamente negro. Sin embargo, con su visión, sus ojos se adaptaron rápidamente a la oscuridad.

 

Tres, cinco, no – seis personas están a la vista.

 

Camufladas con hierba, las sombras de las personas se retorcían. Tomando en cuenta el punto ciego de la roca, Kei estimó dos o tres más esperando para emboscar. Estaban completamente rodeados.

Quienquiera que sea el agresor no importaba en esta situación. Lo que era importante era su intelecto para mantener arqueros y rodearlos.

—······ Oй……Пoчe……y —Aileen murmuró en silencio algo que parecía incoherente mientras temblaba ligeramente. Kei tuvo problemas para escucharla, y no pudo entender el significado. Su vista parecía distante y desenfocada. Era difícil ver sus pupilas, pero su cara estaba pálida.

—No hables, solo quédate quieta —susurró Kei a su oído mientras intentaba pensar qué hacer. Y no le tomó mucho decidirse—. Mikazuki, Sasuke, vengan.

Mikazuki respondió con un—: Bururu.

Rápida, pero cuidadosamente para evitar tocar la herida de Aileen, Kei se sentó a horcajadasº sobre Mikazuki—. Aileen, esto dolerá un poco, pero por favor sopórtalo.

Tal vez ella entendió sus palabras. Ya que murmuró algo en silencio y asintió ligeramente.

—¡Aquí vamos! —Kei espoleó a Mikazuki.

Efectivamente, el caballo marrón oscuro se lanzó hacia delante sin quejarse.

—¡Van a caballo!

—¡Se están escapando!

Los agresores escondidos se pusieron de pie después de ver a Kei y Aileen salir desde atrás de la roca.

Las cuerdas de sus arcos hicieron un tañido y entonces lanzaron flechas que silbaban a través del aire. La cara de Kei se endureció, pero parecía que no serían golpeados. Lo que sintió de la sed de sangre apuntaba en una dirección totalmente diferente. Dejó que sus hombros se relajaran un poco.

 

Girando la cabeza, vio a los hombres desplegando sus armas en un alboroto. Otra flecha fue disparada hacia ellos, pero el arquero probablemente no podía verlos con claridad ya que falló por algunos metros. De los hombres que quedaban, Kei no pudo distinguir ninguno montando un caballo.

 

«Logramos escapar con facilidad».

 

Kei revisó para asegurarse de ello.

Naturalmente, el tratamiento de Aileen vendría después de eso.

 

Por lo que podía ver, la flecha en su pecho apenas evitó un grupo de arterias. Dependiendo de la punta todavía podría haber algunas venas dañadas, sin embargo.

Al menos, debe tener un pulmón perforado. Ella tendrá dificultades para respirar si esto sigue así. Es más, sosteniéndola mientras era sacudida encima de un caballo, ciertamente no podía ser bueno para ella.

Aunque, ser rodeados por el enemigo hizo difícil hacer el tratamiento.

Por supuesto, si usaban la poción, entonces la herida sería curada completamente aquí y allá. Pero cuando él pensaba sobre el dolor por el que ella pasó al curar la herida en su palma… Lo más probable es que tampoco haya efecto inmediato sobre una herida tan grave. En el peor escenario, ella moriría debido al dolor.

Durante la recuperación Aileen estaría completamente indefensa. Incluso después, si ella se desmayaba, él tendría que luchar mientras la protegía. Tomando todo eso en consideración, solo le quedaba la opción más segura – escapar.

Antes de hacer un campamento, Kei escaló una montaña rocosa para hacer reconocimiento de la geografía. Si ellos continuaban hacia el oeste justo como lo hacían, ellos llegarían a un bosque.

No era exactamente seguro; él no sabía qué clase de monstruos podrían estar al acecho allí, pero al menos, será difícil para cualquiera perseguirlos.

Él podrá atender a Aileen en el bosque, y entonces ellos seguirían huyendo. O, dependiendo de su condición, tendrá que hacer que ella monte a Sasuke mientras él daba la vuelta y enfrentaba a los otros solo—

—Awoo, awoo.

Los chillidos de una bestia viniendo desde atrás interrumpieron los pensamientos de Kei.

Él se giró. Cerca del suelo, tres grandes sombras negras corrían hacia ellos.

—… ¡’Lobos de Caza’!

Ellos tenían piel negra y desaliñada, y orejas puntiagudas. Incluso solamente con la luz de las estrellas, sus ojos brillaban misteriosamente. Los collares de cuero que llevaban en sus cuellos demostraban que no eran salvajes, sino que tenían dueños.

Lobo de caza, también conocido como, ‘Negro Certeroº’.

En el juego, ellos eran una mascota del tipo ofensivo y eran extremadamente populares. La parte más difícil para domar uno es sacarlo de su naturaleza salvaje. Pero una vez domados, ellos harán cualquier orden en cualquier situación con completa lealtad.

Eran mucho más ágiles de lo que sus largas figuras podrían sugerir, tenían un rápido ingenio con una resistencia incomparable, y un gran poder de ataque. Y sobre todo, tenían una aterradora capacidad para rastrear.

Los lobos usaban su sentido del olfato para perseguir obstinadamente su presa a donde sea que vaya. Incluso después de cabalgar durante la noche a caballo, era posible para los lobos atraparlos en aproximadamente treinta minutos.

Incluso si fueran al final de la tierra, su ‘olor’ seguiría lo suficiente como para que los lobos lo rastrearán.

Solo había dos formas para que los Lobos de Caza abandonaran su persecución. Si el dueño los llamaba con un silbido, o cuando ellos atraparan y mataran a su presa.

Incluso podrían ser llamados los Precursores de la Muerte—y tres de ellos estaban persiguiendo a Kei y Aileen.

—… Esto no es bueno.

Los lobos corrieron como si fueran uno, juntos. La cara de Kei se inundó de sorpresa. Hasta hace un momento, ellos escaparon con relativa facilidad. Pero ahora, todo cambió completamente a una situación difícil. Incluso Sasuke, corriendo detrás de Mikazuki, mostraba señales de pánico.

Para un arquero a caballo como Kei, los Lobos de Caza no eran un enemigo tan aterrador. En una confrontación con su infalible puntería y su caballo de primera, Mikazuki, un enemigo que solo tenía velocidad, no era lo suficientemente bueno. Sus cuerpos larguruchos los hacían más fáciles de atacar que un conejo en una llanura herbosa. Al menos, así sería en circunstancias normales.

Pero ahora, él estaba sosteniendo a Aileen y no podía usar su arco.

 

Él no podía usar su arco.

… Estamos en problemas, pensó Kei mientras sudor mojaba su arco.

 

Que Kei, quien usaba principalmente un arco encima de un caballo, fuera despojado de él era una situación imprevista.

Por el bien del argumento, si hubiera sido en el juego entonces Kei ya habría soltado y abandonado inmediatamente a Aileen.

Ella posiblemente moriría al impactar con el suelo, o sería devorada por los Lobos de Caza. Sin embargo, en ese pequeño instante, Kei sería capaz de usar su arco para matar a los lobos.

Después, todo estaría bien ya que él recogería el botín, incluyendo el de Aileen, además de que ella reaparecería en su propia base. De esa manera, ellos podrían evitar perder algún objeto y minimizar la penalidad de muerte.

En resumen, dentro del juego, si la victoria era segura entonces no habría ningún mérito para mantener inhibidas sus capacidades ofensivas.

Sin embargo, cuando se trataba de la realidad…

 

Supongo que no puedo simplemente soltarla y huir.

En los brazos de Kei, Aileen hizo una mueca como si estuviera intentando lidiar con las sacudidas provenientes del caballo.

Abandonar una chica tan frágil no sería más que un acto de salvajismo. Incluso si se le fuera ordenado hacerlo, él no sería capaz de ello.

Si esto fuera『Demondal』entonces incluso revivir era posible, pero…

 

Siempre y cuando que exista la posibilidad de que este es solo un mundo que se parece al juego, él no podía ser tan imprudente.

 

Es muy peligroso ser arrojado al escenario sin practicar previamente.

—¡Awoo, ohn! —aulló un lobo. Los Lobos de Caza se estaban acercando lentamente mientras pensaba.

Los persecutores de piel negra corrieron a máxima velocidad y sobrepasaron fácilmente a Mikazuki con su gran velocidad.

Es lamentable, pero incluso el caballo con el mayor nivel de resistencia y velocidad en el juego, elogiado por su excelente desempeño en viajes largos, Mikazuki, era débil contra este tipo de enemigo. Mikazuki no era del tipo fuerte, sino más bien del tipo rápido. Al tener solo otra persona como Aileen encima del caballo provocó una caída drástica a la distancia máxima de viaje.

—¡Hey, Mikazuki, mantente firme! ¡Sé que eres más veloz que esto!

Mikazuki miró a Kei como si dijera que no pidiera lo imposible. Aunque, aun así, corrió con fuerza.

Mientras que sus músculos no eran demasiado densos, y aunque no aparentaba serlo, Kei era realmente pesado. Sobrecargar a Mikazuki con otro jinete provocó esta situación empalagosa.

…Parece que no seremos capaces de huir simplemente.

 

Él lo sabía, pero volvió a pensar en ello mientras miraba a la distancia. La bolsa de cuchillos arrojadizos de Aileen apareció en su visión por un instante. Tristemente, Kei no era bueno con los cuchillos arrojadizos. Honestamente, él nunca lo intentó con seriedad.

Pensamientos como, si hubiera sabido que terminaría así entonces hubiera practicado con más seriedad, llenaron su mente. Pero era muy tarde para lamentarse.

 

La vida trata sobre jugar la mano que te han dado, huh.

 

Alcanzó la bolsa colgada¹ en su cintura y sacó una bala de plomo del tamaño de un huevo de codorniz. Era un guijarro.

Era algo que él llevaba consigo como un encanto de protección personal. Sus efectos en lobos de piel gruesa se verían limitados, pero sigue siendo mejor que nada.

—Si al menos pudiera distraerlos…

Kei decidió apuntarle al Lobo de Caza a su derecha.

Mikazuki sintió lo que Kei estaba haciendo por el movimiento que él hacía en los estribos por lo que decidió girar su cabeza y rápidamente dar vuelta.

Los lobos acercándose con rapidez corrieron pegados al suelo, preparándose para saltar. Justo cuando había puesto sus energías en sus piernas posteriores para atacar a Mikazuki, Kei lazó algo con su mano derecha.

Kei se movió ágilmente mientras lanzaba varios guijarros a quemarropa con su fuerza por encima de la media.

Los lobos ni siquiera tuvieron tiempo para reaccionar, el poder oculto en los guijarros atacó sus caras.

—¡Gyan! —El Lobo de Caza gritó y tropezó debido al poderoso ataque.

Yacía en el suelo, retorciéndose y cubriéndose la nariz mientras se encogía en la distancia.

Después de derrotar al corredor a la cabeza, Kei se relajó un poco. Pero—, Bururu —Mikazuki le advirtió de algo.

A la izquierda había un lobo muy cerca de Mikazuki, preparándose para saltar.

 

«¡Mierda!»

 

Él determinó que sacar otro guijarro tardaría demasiado, así que tomó la espada corta en su cadera.

El Lobo de Caza pateó el suelo al mismo tiempo en que Kei sacaba su espada.

Sin importar que tan ágil y agudo era un lobo, una vez en el aire no podría cambiar la posición de su cuerpo. Kei lo apuñaló directamente en su cuello.

Sintió como su espada corta pasó a través de la carne hasta llegar al hueso. Una tos húmeda escapó de la garganta del lobo. Sin embargo, el Lobo de Caza no vaciló; abrió su mandíbula y torció su cabeza para atacar el brazo derecho de Kei.

Su tenacidad y fuerza de voluntad sorprendió a Kei hasta el punto de soltar su espada.

El Lobo de Caza con su garganta perforada falló en morder al objetivo, y murió así mismo encima de la hierba.

—¡Solo uno más…!

Miró al último Lobo de Caza que se aproximaba y hurgó dentro de su bolsa.

Sólo quedaban dos guijarros.

 

Sostuvo uno en su mano derecha. Y cuidadosamente apuntó al lobo.

—Grrr… —Gruñó como si estuviera en guardia. El lobo acercó su cuerpo al suelo, y poco a poco cambió de curso, intentando juguetear con Kei. Sabía que lo que sostenía era algo peligroso.

Kei pensó que esa bestia enfrente de él era realmente inteligente, pero mientras admiraba aquel detalle, también estaba algo irritado.

—¡Al igual que el juego, siempre y cuando calmadamente dejo que se acerque a mi debería estar bien…! —Escupió al suelo y miró a la bestia negra.

 

«¡Muere!»

 

Kei llenó su cuerpo de fuerza y utilizó la sed de sangre más fuerte que pudiera emitir. Su sed de sangre desprendía una presión tan densa que incluso podía sentirse físicamente. Hizo que toda la piel del Lobo de Caza se erizara.

Inconscientemente empezó a temblar, y por un momento, se congeló.

Justo en ese momento, el brazo derecho de Kei se volvió borroso.

El guijarro de plomo silbaba a través del aire. Lo lanzó con toda su fuerza; un tiro que garantizaba la muerte.

Por suerte para el lobo (y no para Kei), él falló al apuntar.

El guijarro se alejó ligeramente de la frente, lugar donde Kei había apuntado. En su lugar, apenas y pudo cortar la oreja del lobo antes que golpearlo en la espalda.

El guijarro pasó a través de la piel y la dañó. Sonó bastante doloroso. Pero, para un Lobo de Caza, este tipo de dolor no era nada más que rasparse en un mal lugar.

Olvidando la anterior presencia tenebrosa de Kei, el lobo mostró los colmillos y ladró agresivamente mientras cargaba hacía Kei.

—Así que el ‘Sentido Ofensivo’ no funcionó muy bien…

Suspiró, si solo estuviera más acostumbrado a las armas arrojadizas…

Los ojos del lobo se habían inyectado en sangre después de que el guijarro fallara. Se apresuró hacia Kei, pero incluso así, Kei seguía calmado.

De todos modos, todo está llegando a su fin.

 

El lobo concentró toda su atención en Kei, olvidándose del otro sólo hasta que su cabello castaño oscuro apareciera en su visión periférica.

—¡Bururu…!

Detrás del lobo, Sasuke se acercó con ferocidad.

Involuntariamente, el Lobo de Caza fue tomado por sorpresa desde atrás. Sasuke usó su pata delantera derecha y pateó sin misericordia su flanco indefenso.

Sonó como si la tierra fuese desgarrada. El estómago del lobo negro estaba destrozado.

El lobo escupió sangre y se tropezó hasta detenerse, ya que Sasuke lo pateó con sus dos piernas traseras. Trozos y partes de entrañas volaron y se dispersaron.

—¡Bien hecho!

Escuchando la voz feliz de Kei, Sasuke llevaba una expresión orgullosa como si dijera, «jaja, soy fuerte, ¿no crees?» Un hueso afilado y endurecido estaba oculto; doblado bajo la porción infernal de sus pezuñas.

 

Él era un Caballo Explorador.

Tenían las mejores capacidades en desempeño de todas las monturas de caballos, pero estrictamente hablando, no eran caballos.

Camuflados como caballos de alto nivel, ellos eran monstruos omnívoros feroces.

Domar uno se consideraba incluso más difícil que con un Lobo de Caza. Incluso después de ser domados satisfactoriamente, ellos requerían cuidados apropiados.

—… Tú también lo hiciste bien, Mikazuki. Gracias.

Kei acarició su cuello como agradecimiento. Responder era innecesario, pero Mikazuki parecía querer hacerlo. Levantó su mirada hacia Kei y relinchó.

Si a los caballos no se les mostraba gratitud, se arruinaría su estado de ánimo y se volverían tan tercos como burros. Así es como era la I.A. en el juego, por lo que debería ser lo mismo en este mundo.

 

Debo comprar algunas zanahorias apenas lleguemos a un pueblo… No, forcé bastante a Mikazuki, debería obtener un poco de carne más bien…

 

Kei pensó para sí mismo mientras una arboleda apareció al frente de ellos.

Bueno, atender a Aileen viene primero, supongo…

Pensar sobre eso lo hizo deprimirse.

Ansiosamente dirigió a Mikazuki a la oscura arboleda.

 

† † † 

 

El interior de la arboleda era casi tan oscuro como el carbón. Las hojas excesivamente grandes bloqueaban la luz de las estrellas.

Mikazuki tenía la cresta de vista encantada al igual que Kei, pero Sasuke no, así que él tuvo un mal momento caminando. Kei tuvo que llevarlo por las riendas.

—… Bueno, supongo que estamos bien ahora.

Hizo que Mikazuki se detuviera después de caminar 100 metros. No había ninguna criatura viviente a la vista. Mikazuki estaba calmado, lo que significa que no había enemigos alrededor, eso incluía arriba de ellos.

—Hey, Aileen. ¿Puedes escucharme? —Kei preguntó mientras limpiaba el sudor en su frente.

—где… кто…? —Aileen murmuró silenciosamente, como si estuviera teniendo una pesadilla. Kei no pudo entender lo que ella estaba diciendo, ya que era completamente en ruso.

Sosteniendo a Aileen, él lentamente se bajó. Sacó su manto y lo coloco sobre las muertas hojas en descomposición, y entonces hizo que Aileen se recostara.

—Ok. Mikazuki, Sasuke, tienen el deber de vigilar la zona.

Mikazuki respondió con un bufido, y Sasuke empezó a ambular y observar la zona con una expresión seria. A pesar de que él mayoritariamente veía oscuridad.

—Empecemos.

Kei lavó ligeramente sus manos con agua de la cantimplora e inspeccionó la herida de Aileen.

Sus ropas oscuras estaban en el camino, así que desenvainó su espada corta para cortarlas, pero nada estaba dentro de la vaina. Luego entonces, recordó que se separó de la espada durante la pelea con los Lobos de Caza.

—Aileen, tomaré prestado tu cuchillo.

Sacó un chuchillo arrojadizo y cortó la ropa en su pecho.

—… Hm.

Como era de esperarse, no sintió alguna segunda intención incluso cuando miraba el lindo pecho de chica con una flecha clavada en él.

—… Solo dos centímetros más arriba y habría golpeado su arteria subclavia derecha¹.

La flecha estaba clavada entre sus costillas. Juzgando por cómo se veía la herida, la flecha no era de cabeza ancha ni era mordaz. Kei determinó que era una simple punta roma, o al menos algo similar en cuanto a tamaño. Por lo tanto, sacar la flecha no provocaría un incremento del tamaño de la herida.

Kei quería atender la herida inmediatamente, pero antes de sacarla pensó que Aileen debería curarse un poco primero—. Aileen. ¿Me escuchas? ¿Puedes beber una poción?

Repitió lo que dijo en su oído, pero eso tampoco ayudó a que saliera una buena respuesta. Aileen había estado murmurando en silencio a sí misma desde antes, pero a través de su voz ronca parecía que era ruso.

Sin otra opción, tendrá que introducirlo lentamente en su boca, pero entonces ella dijo—: …не вкусно… —La mayor parte del líquido se deslizó sobre sus labios a la vez que su expresión hacía una mueca. Él seguía sin tener idea sobre qué estaba diciendo, pero probablemente era ‘¡puaj!’. De todos modos, ella estaba fuera de sí, por lo que no serían capaces de comunicarse adecuadamente.

 

… Pero ahora que lo pienso, ¿no es en realidad una buena oportunidad?

 

Con la poción en mano, él lo reconsideró.

Posiblemente dolor extremo acompañe la curación proveniente de la poción.

 

Solo con curar el corte en su palma, Aileen estaba empapada de sudor frío. Y ahora, sacando una flecha de su pecho y cerrar la herida; él ni quería pensar en cuán doloroso sería.

Pensó brevemente en ello antes de decidirse—: … ¿Supongo que será lo mejor apurarse y terminarlo mientras está fuera de sí…? —Asintiendo, se sacó el guantelete y se enrolló las mangas.

Solo por si acaso, preparó numerosas pociones en sus rodillas. Kei exhaló y sujetó la flecha.

—…

Había removido incontables flechas en el juego, pero la presión era diferente en la realidad. Apretando la herida con su mano izquierda, sintió los latidos de su corazón.

Kei inhaló profundamente— Hagámoslo.

 

Preparándose a sí mismo para lo peor, tuvo cuidado de no abrir más la herida y entonces, para minimizar el dolor, sacó valientemente la flecha con un movimiento rápido.

—¡¿Nngh…?! —Aileen hizo una mueca por el dolor y retorció su cuerpo mientras gemía. Sangre negruzca empezó a derramarse desde la herida. Era sangre venosa². Ninguna arteria fue golpeada.

—Ahora bien, no me culpes por esto, Aileen…

Murmurando que era por el bien de ella, Kei derramó una de las pociones sobre la herida.

—¡¡¡¡Unngh!!!!

Sonaba como el chisporroteo de la carne en una parrilla. Aileen abrió los ojos— ¡¡¡Gii—!!!

Mientras gritaba él la calvaba al suelo a la vez que ella empezaba a luchar violentamente y siguió demarrando la poción sobre su herida. No usar suficiente poción y dejar la herida medio curada sería el peor resultado en este caso.

—¡¡¡¡Aaahhhh…!!!!

Tal vez haya sido por el dolor, pero Aileen intentó empujar los brazos de Kei con una sorprendente cantidad de fuerza para un cuerpo tan pequeño. Sus gritos comenzaron a sonar como el aullido de una bestia, completamente diferente a una jovencita.

—¡Perdón, Aileen, cálmate! ¡Perdóname!

El líquido azul claro se movía de manera sospechosamente lento hacia la herida como si fuera un gusano y tuviera voluntad propia. Extrañamente sonaba como una olla con agua hirviendo.

No mucho después, su lucha violenta se convirtió en pequeños espasmos y sus ojos se giraron hacia arriba, exponiendo solo blanco en sus ojos.

De vez en cuando, ella tosía violentamente, escupiendo una masa marrón rojiza cada vez. Y casi al final, un extraño humo o vapor empezó a salir de su nariz y boca, empezando a subir. Tal vez la poción se volatilizó por completo.

—… Ah…ngh…

Al final, cuando se calmó, espuma comenzó a salir de su boca. Al igual que la poción, la espuma era de color azul claro.

—…

Kei se olvidó de respirar y tuvo que alejarse de la lamentable escena por un momento, pero luego, preocupado, revisó el pulso de Aileen.

—… Gracias a Dios. Está viva.

Ella seguía emitiendo espuma mientras se retorcía, así que tenía que ser obvio que ella seguía viva. Sin embargo, después de revisar su pulso por sí mismo él suspiro aliviado.

Luego, revisó la herida. Al igual que su palma, lo que quedaba era una cicatriz blanca, pero la herida en sí estaba completamente cerrada.

Puso la oreja en su pecho y comprobó su respiración también. Estaba algo rápido, pero solo escuchó los latidos regulares del corazón y nada que indicara alguna anormalidad en su sistema respiratorio.

—A salvo por ahora, huh…

Sin importar cuánto tiempo pasara, sus ojos seguían blancos, lo cual lo asustaba bastante, así que decidió cerrar sus párpados.

—… Debo tener cuidado de no ser seriamente herido —Kei murmuró—: Si no terminaré así.

—Bururu —Mikazuki mostró estar de acuerdo con un bufido.

—… ¿Hm? —Kei levantó su cabeza y miró a la distancia.

El bosque había estado casi completamente negro hasta hace un momento, pero ahora podía ver una luz a las afueras.

La luz naranja oscilaba lentamente.

Mientras él estaba mirándola pudo ver una, dos, y más y más luces.

—¿Fuego fatuo…?²

Kei sospechó de los espíritus de bajo rango de los fallecidos, pero rápidamente descubrió que no era eso.

Había cinco llamas hechas por las manos del hombre. Era la luz de una antorcha. Sus movimientos eran pequeños, pero él estaba seguro de que se estaban acercando. A pesar de que ellos tenían antorchas, estaba muy oscuro y ellos estaban muy lejos para que pudiera ver quiénes eran.

—… No parecen ser los tipos de antes…

Ellos venían del lado contrario. Aparte de eso, era muy temprano para que ellos llegarán aquí a pie.

—…

¿Qué hacer ahora?

Kei dudó por un momento antes de llegar a una conclusión.

—Vamos a revisar. Cuento contigo, Mikazuki.

Cargando a Aileen, una vez más se montó en Mikazuki.

Kei se puso su casco, ató un paño alrededor de su boca para ocultar su rostro, y revisó su arma de reserva. Había perdido su espada corta y usó dos guijarros, pero todo lo demás estaba en orden. No hay problema.

Asintiendo ligeramente y tomando las riendas de Sasuke, pateó ligeramente el flanco de Mikazuki.

La distancia entre ellos estaba reduciéndose mientras trotaban, ya que ellos no estaban tan lejos del lugar. Las luces se volvían más y más claras mientras la brecha se reducía.

—… ¿Un pueblo?

En el bosque, una sección despejada de tierra resultó ser un pequeño pueblo. Kei podía ver varios aldeanos sosteniendo antorchas yendo y viniendo apresuradamente en frente de la grande casa de registro.

—… ¡Hey, algo está viniendo!

—¡Todo el mundo, júntense!

—¡Luz! ¡Traigan más luz!

 

Ellos probablemente escucharon las pezuñas de Mikazuki y Sasuke, lanzándolos a este pánico.

 

… Inglés, huh. Al menos seremos capaces de entendernos unos a los otros.

 

Mientras pensaba para sí mismo, el pueblo pequeño fue repentinamente iluminado por numerosos pebeteros³ colocados alrededor. (NT: Lo más aproximado que encontré de un ‘cresset’ es pebetero. Si tienen alguna sugerencia, soy todo oídos)

 

Alrededor de diez aldeanos prepararon sus garrotes o arcos y flechas, mirando directo a donde estaba Kei.

Él jaló ligeramente las riendas de Mikazuki para reducir la marcha a una caminata, y se acercaron al pueblo.

 

Entre los aldeanos, uno que manipulaba una lanza y tenía una cara dura dio un paso adelante y desafió a Kei— ¡Alto! ¿Quién anda ahí?

 

Solo han pasado algunas horas desde que Kei y Aileen fueron transportados al mundo de『Demondal』.

 

«El aldeano al frente los confrontó».

 

Notas:

#– A horcajadas es lo mismo que decir montar a caballo. Más información en WordReference;
[0]– NT: Originalmente decía ‘Siccer’, la cual es una palabra en latín. Es una forma alternativa de la palabra ‘Siker’ en inglés (seguridad) o ‘Sikér’ (gluten), tiene muchos sinónimos: ‘seguro, estable, certero, ciertamente’;
[1]– NT: Se le llama ‘bolsa colgada’ a la bolsa u objeto donde se almacenan las municiones de resortera.
1– La arteria subclavia derecha se encuentra más o menos debajo del cuello (si mal no recuerdo). Si quieren pueden una imagen aquí;
2– La sangre arterial es de color rojo brillante, mientras que la sangre venosa es de color oscuro. Así fue como concluyó que ninguna arteria fue herida. Gracias a esto, Kei es capaz de determinar la gravedad de la herida;
[2]– NT: Proviene del latín ignis fatus. Es un fenómeno que consiste aparentemente en la inflamación de ciertas materias (fósforo y metano, principalmente) que se elevan de las sustancias de animales o vegetales en putrefacción, y forman pequeñas llamas que se ven andar por el aire a poca distancia de la superficie, son mayormente vistas en lugares pantanosos y en los cementerios. (Fuente: Wikipedia);
3– Un ‘cresset’ es un contenedor metálico con aceite, madera, o carbón encendido como en una antorcha pero, en este caso, estando montado en un poste o algo similar.


Anterior capítulo | Índice | Siguiente capítulo

 

 

 

Anuncios

11 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s