Coder Lee Yongho: Capítulo 34


 

Traductor: Electrozombie

Editor: Fixer-san

 


Fin del internado (3)

Todos los desarrolladores que llenaban la sala de conferencias salieron y sólo quedaron An ByungHoon y el PM. En ese momento, el PM, que estaba hablando con An ByungHoon, llamó a alguien.

Era el director Kim ManHo.

–        No le digas de esto a ByungHoon.

–        Sí, señor. Entiendo.

–        Hagamos esto bien y también podrás empezar a trabajar lentamente en la compañía principal.

–        Gracias, señor.

–        Si. Trabaja duro.

El PM terminó la llamada y dijo de forma decidida.

–        ¿Lo escuchaste? Si ocurre algo, entonces tú no tienes nada que ver con ello.

–        Manager de proyecto, pero cómo.

A diferencia del rostro fruncido de An ByungHoon, el rostro del PM estaba compuesto.

–        ¿Entonces quieres asumir la culpa? ¿En primer lugar por qué hiciste siquiera una puerta trasera?

–        Era inevitable…

–        Entonces que estás diciendo que vas a hacer, ¿o admites que vas a cargar con toda la culpa?

–        Manager de proyecto…

El PM hizo una cara fuerte y dijo en un tono más potente.

–        Hey, vas a cumplir 40 en poco tiempo. ¿Y si te despiden ahora? ¿Vas a ir a una empresa de riesgo? De acuerdo, digamos que logras entrar en una empresa de riesgo debido a tu buena habilidad. ¿Cuántas empresas de riesgo en Corea dan un salario decente? ¿Vas a ir al extranjero? ¿Puedes siquiera mantener una conversación en inglés?

El PM seguía acorralando a An ByungHoon que estaba dudando. Él sólo podía sentarse y escuchar con la cabeza abajo.

–        Como dijo el director. Si la puerta trasera es descubierta, entonces no nos conocemos, ¿de acuerdo?

–        …

–        ¿Estás de acuerdo o no? ¡Respóndeme bastardo!

De la boca del educado PM salieron palabras ásperas. El incidente del filtrado de información privada era muy serio y si se encontraba una falta entonces las consecuencias serían graves.

–        Él es joven por lo que de todas formas tendrá montones de lugares a los que ir. Así que no te preocupes por él. El director dijo que se haría cargo.

–        …

–        Así que, si te encuentran…Ya sabes, ¿verdad?

En la oficina en la que sólo se encontraban ellos dos, una charla secreta estaba ocurriendo. La nube de tormentas que cubría KO Telecom empezaba a cubrir Mirae IT.

 

*****

 

Mientras tanto, Lee DooHee, el líder del equipo en el que se encontraba No JunWoo, estaba reportando a los altos mandos. En la placa de identificación estaba escrito “Director Gerente Senior Jeon JaeHong”. El hombre había doblado las manos con su barbilla descansando sobre ellas mientras escuchaba el reporte de Lee DooHee.

–        ¿Hablaste con el director Kim?

–        Si. Mirae IT dijo que compartiría un poco de la carga.

–        Entonces hagamos que Mirae IT y algunas empresas externas sean las culpables.

–        Sin embargo, Mirae IT quiere que los contratos en el futuro sean aumentados a cinco billones de won…

–        Por ahora, di que accedemos.

–        Entonces, como dijiste, montaré una escena.

–        Reduce la culpa de nuestra parte tanto como sea posible. Bueno. Probablemente ya sabes lo que tienes que hacer.

–        Sí, señor.

Después de terminar ese tema. El director gerente senior Jeon preguntó a Lee DooHee por curiosidad.

–        Pero, ¿cuál fue la verdadera razón? ¿No la han encontrado todavía?

–        El equipo de seguridad dijo que actualmente están investigando…pero no han encontrado nada aún.

–        Tendremos que hacer algunas sustituciones, eh. De acuerdo, puedes irte.

Habiendo terminado su reporte, Lee DooHee dejó la sala. La oficina del director gerente senior Jeon se volvió silenciosa otra vez.

 

*****

 

El equipo de seguridad de KO Telecom volvió a la oficina en la que YongHo trabajaba. Traían la laptop que había sido confiscada.

–        ¿Es este el lugar donde trabajan los empleados de Mirae IT?

El PM que estaba sentado en lo más profundo de la oficina se levantó y caminó hasta la entrada.

–        ¿Cuál es el problema?

El hombre vestido casualmente sonrió de buena gana y dijo.

–        Oh, estamos aquí para devolver las laptops confiscadas.

–        ¿No hubo ningún problema?

–        Si. No había nada mal con las laptops.

–        Como era de esperar, ¿correcto?

El PM respondió a los guardias de seguridad como si ya conociera la respuesta. Quizás se sentía aliviado, ya que su rostro oscuro se aclaró un poco.

–        Pero.

El hombre continuó hablando.

–        ¿Algún programa de subida de archivos fue instalado en el servidor comercial?

–        …

Unos cuantos tenían expresiones de ser picados mientras otros tenían expresiones totalmente confusas. El PM y An ByungHoon parecían desesperados, quizás porque sabían que es lo que vendría después.

–        A qué se refiere…

El PM inclinó su cabeza y preguntó. Sin embargo, el hombre hizo una expresión dura y dijo sin rodeos.

–        Alguien instaló un programa de subida de archivos en el servidor comercial. Creo que una investigación interna sobre quién lo hizo y por qué motivo es necesaria.

Hasta ese momento, YongHo se mantuvo sentado en la parte de atrás y escuchó en silencio. Ni siquiera se le había pasado por la cabeza una situación en la que fuera necesario que él testificara.

 

*****

 

Lo realmente importante no era por qué había ocurrido una situación como esta. Era necesario un chivo expiatorio, una persona que tomara la responsabilidad.

Un enfoque equivocado dirigió el incidente en la dirección equivocada.

Las personas de KO Telecom se adueñaron de la sala de conferencias e hicieron que cada persona pasara por la sala una por una. Antes de eso el PM había llamado en secreto a YongHo.

–        Señor YongHo.

–        Sí, señor.

–        Quiero agradecerte por todo el trabajo que has hecho hasta ahora.

–        ¿Perdón? Que quiere decir con eso…

Ante las palabras del PM, YongHo tenía una expresión nerviosa y le temblaba la pierna derecha. Un mal presentimiento se estaba adueñando de él.

–        Este incidente, quiero que digas que fuiste tú quien cometió el error debido a tu afán.

–        …

–        No recibirás ningún demérito. La compañía te protegerá.

–        Manager de proyecto.

–        Si esto sale bien dejarás de ser un interno y te quedarás permanentemente.

YongHo se relamió los labios porque estaban secos.

He escuchado que la mayoría de los internos se vuelven permanentes de todas formas.

–        …La mayoría no son todos.

No esperaba en lo más mínimo encontrarse con este tipo de situación. Una cadena llamada “préstamo estudiantil” lo ataba durante la universidad, pero ahora que estaba a punto de entrar en la sociedad, otra cadena estaba intentando agarrarlo.

–        Yo no lo hice.

–        Necesitamos que alguien tome la responsabilidad. ¿No sería bueno decir que un interno lo hizo debido a su afán?

–        ¿Y así fui seleccionado?

YongHo quería preguntar “¿Por qué yo?”, ya que también estaba HyeJin. Pero se tragó esas palabras que estaban en su garganta con gran dificultad.

–        El señor YongHo tiene la habilidad, por lo que una desventaja como esta no es nada.

–        ¿Y si digo que no?

YongHo no podía aceptarlo. Él trabajó muy duro. El manager Yun colapsó debido a un ataque al corazón por lo que su propio trabajo aumentó, pero él no se quejó y se esforzó al máximo.

Estaba molesto por el hecho de resolver todos esos bugs con la ventana de bugs sólo para ser tratado de esta forma.

–        No iba a decirlo, pero…Pero la historia está hecha. Te lo dije. Lo importante ahora mismo es que alguien tome la responsabilidad.

Era un mundo de adultos incomprensible. Él sólo quería programar y ganar dinero para que sus padres vivieran felices. Era eso tan difícil…

De aceptar.

O de no aceptar.

Si dijera que no vaciló sería una gran mentira. Pero finalmente decidió.

–        Yo no fui quien lo hizo.

–        …

–        Diré eso.

–        No importa que tan bueno sea un actor, si no hay un director que lo dirija entonces será un desconocido toda su vida.

–        Si yo soy ese gran actor, entonces…buscaré un director yo mismo. ¿Qué, acaso hoy en día no hay algo llamado internet?

–        …

El PM apretó sus puños debido al hecho de que el asunto no iba bien. En ese momento YongHo volvió a hablar.

–        Te lo dije. No fui yo quien lo hizo.

YongHo tenía confianza. Tenía un plan B. Podía trabajar en cualquier parte, no sólo en Mirae IT, ya que tenía la ventana de bugs.

Por lo que pudo decirlo con más confianza.

 


Anterior capítulo|TOC| Siguiente capítulo

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s